|
Debe instalar o habilitar FLASH
Proclamación Primera República
Buscar

'Las juventudes republicanas'
Según 'La Igualdad. Diario Republicano', en abril de 1869, en el 'Sexenio Democrático', ya existió una 'Asociación de la Juventud Republicana de Logroño' con esta Junta: Presidente Eusebio Aragón; vicepresidentes: Eduardo de la Peña y Venancio de Pablo; vocales: Eulogio de Pablo, Abelino Zardoya, Vicente Viar, Florencio Martínez, Martín Brea, Fabián Salgado, Gregorio Múgica; secretarios: Melchor Otamendi y Víctor Padilla. Parece que su protagonismo fue muy escaso. "No en balde ha merecido el honroso dictado de (ser) 'la primera de España'.
Juan de Dios Ortigosa. Padre de Ramón

Pero es a principios del siglo XX, con las grandes novedades políticas en la provincia de Logroño del año 1903, cuando la organización de las 'Juventudes Republicanas' toman gran influencia en el republicanismo provincial.

En el último mes del año 1903 se forma una Junta interina, en 'El Café del Comercio' de Logroño, para crear la asociación de 'Las Juventudes Republicanas' de la ciudad. Se trataba de organizar a los jóvenes republicanos logroñeses de entre 15 y 33 años en el apoyo de La República. En ella está como Presidente Florencio Bello San Juan. La vicepresidencia la ocupa Basilio Gurrea Cárdenas; la secretaría Alejandro Villa; la Tesorería Luis Ulargui Jiménez; es contador José Zapata; vicesecretario David Marrodán; y los Vocales, Federico López, Vicente Estefanía, José Urrusti, Félix Martínez, Nicasio Ladrón, Gabino López y Miguel Elizondo. Pocos meses después están también organizadas 'Las Juventudes Republicanas' en Fuenmayor y Cenicero y participan en mítines de difusión republicana en otras poblaciones, como en Calahorra en el verano de 1904 y en Nájera en 1905.

En esta línea se organizan otras asociaciones en 'territorios' relacionados con la juventud, como en la escuela y la enseñanza. En abril de 1904 crean 'La Unión Escolar' con el fin del apoyo a los estudiantes. En su Junta están los más destacados líderes de las juventudes, y es presidida también por 'el alma' de movimiento, Florencio Bello San Juan.

Menudean las acciones de las juventudes, y una de ellas fue muy 'sonada': los sucesos en 'El Espolón' en agosto de 1904, después de la vuelta de una peregrinación de logroñeses al santuario de la 'Virgen de la Vega' en Haro, en la que son detenidos, encarcelados y procesados hasta 17 jóvenes logroñeses por oponerse a las manifestaciones de los clericales.

Las juventudes celebran el aniversario de su creación con banquete y mitin a principios de 1905. Renuevan la Junta Directiva el 8 de enero con nuevas incorporaciones y se escribe que llegan a "500 jóvenes". Cargos: Presidente: Cipriano Martínez Parra. Vicepresidentes: David Marrodán y Nicasio Ladrón. Secretario: Gabino López. Vicesecretario: Zóximo Notario. Contador: Vicente Estefanía. Tesorero: Miguel Elizondo. Bibliotecario: Justo Fernández. Vocales: Félix Martínez, José Cajal, Arsenio Palacios, Emilio Sesma, Julián Martínez, Domingo Santa, Vicente Tuesta y Manuel Suárez.

La mayoría de estos jóvenes republicanos están haciendo el bachillerato en el Instituto, formándose en la 'Escuela de Artes y Oficios' y en 'La Normal de Maestros' en los noventa, y aparecen en los 'listados de los mozos de reemplazo' algunos años después.

Florencio Bello San Juan. Abogado y escritor.
Anuncio Pío Remírez

Florencio Bello San Juan es uno de los jóvenes progresistas logroñeses de finales del siglo XIX y primeras décadas del XX, que desarrolla más actividad en el área de la política republicana y en el desarrollo de la cultura, teniendo como transfondo el denominado espíritu de "El 98".

No se da actividad cultural y recreativa en la ciudad de Logroño en la que no esté implicado. Imparte conferencias sobre variados temas: 'El Trabajo', 'Progreso y Regresión', 'El amor libre', 'Civilización romana', ... Está presente y organiza 'Juegos Florales' locales; cada anualidad ensalza la música, el teatro -en los 'Días de la Jota y el Sainete'- y aún se destaca más en la producción cultural en general. En un estudio del ocio y los espectáculos entre ambos siglos no puede faltar. Su presencia permanente hacen de él un 'joven e ilustrado' personaje como escribían.

Se declara periodista y participa en la prensa local con variados apuntes, notas, relatos, obituarios y artículos en los que no falta polémica. Pero en donde destaca es en las creaciones teatrales que hacen de él un miembro de 'La Literatura Riojana' del momento.
Pero donde está más presente es en la organización y dirección de los partidos republicanos logroñeses y riojanos. Primero en 'Las Juventudes' y más tarde en los partidos de adultos Florencio Bello está el primero y normalmente como Presidente de los comités. En abril de 1905 se incorpora al Colegio de Abogados de Logroño y le da margen para ascender a los comités de adultos. Primero pasa por la Presidencia del 'Círculo de Unión Republicana' acompañado por otros compañeros anteriormente en las juventudes, como el doctor Ricardo Vallejo, el industrial David Marrodán, o José Zapata con larga proyección republicana que llega hasta la IIª República. Y en el 'Círculo' celebra 'comidas íntimas', banquetes, ... hasta que en 1909 da el salto a la política municipal presentándose como candidato a Concejal por el Ayuntamiento de Logroño y siendo elegido para terminar en noviembre de 1911. Mientras tanto se ha presentado a Diputado a Cortes como candidato del 'Partido Radical' en la primavera de 1910 sin resultar electo.
En 1914 Bello se domicilia en Madrid e instala su bufete en la C/ Carmen nº 10.

Tenemos algunos datos de su estancia en la capital de España por las crónicas que mandan a Logroño sus amigos residentes en la Corte. Que debuta en la Audiencia de Madrid; que se casa en 1916 con la donostiarra Eulalia Aguirre; y lo más sonado, que se declara monárquico unos meses después de casarse en una conferencia que da en el 'Círculo Liberal Monárquico' de Madrid bajo el título "Conversión de los republicanos a la Monarquía liberal" en presencia de su íntimo amigo Eduardo Barriobero fiel republicano durante toda su vida.