|
Debe instalar o habilitar FLASH Proclamación de la Primera República
 
Buscar

Republicanismo fin de siglo

 

panorma republicano a final del siglo

El republicanismo riojano y logroñés aún en 1893, según comenta Jordá y Padró en Logroño económico, vivía inmerso en divisiones, como sucedía a nivel nacional. Existían partidarios de las cuatro tendencias republicanas: los federales piistas, los radicales zorrillistas, los salmeronianos y los posibilistas. Pero eran los dos primeros los partidos dominantes por las influencias de sus líderes históricos Carlos Amusco y Juan Manuel Zapatero Castillo.

La retirada de la política activa de estos líderes y de algunos otros de ideas políticas republicanas distintas, casi finalizado el siglo, supuso la unificación y con ello los buenos resultados electorales para controlar la administración ciudadana.

Republicanos del Partido Radical

unidad: republicanismo

Hasta 1895 los republicanos logroñeses llegaban al Ayuntamiento con sus filiaciones de tendencias, y fueron Concejales principalmente los progresistas. Esta desunión hizo que carecieran de fuerza política en la ciudad dejando su control del municipio en los concejales sagastinos.

Desde 1897 hasta 1909 se presentaron todos con el nombre de republicanos, siendo la época dorada del republicanismo en el Ayuntamiento logroñés, de tal manera que consiguen prácticamente siempre el triunfo por la mayorías, dándose el caso extremo de coneguir tanto las mayorías como las minorías en 1899, después de la "pérdida de Cuba" y en 1903 un Dioutado a Cortes.

republicanismo logroñés
decimonónico

El republicanismo dominó la política local logroñesa durante la última década del siglo XIX y la primera del siglo XX, pese, o por ello mismo, al mecenazgo sagastino.
Desde Madrid llegaban constantemente "favores" a la capital por influencias de Sagasta y sus epígonos: la concesión de un puente de hierro para cruzar el Ebro; la inauguración de una fábrica de tabacos con medio millar de empleados; edificios desproporcionados para el número de habitantes de la ciudad, como la Beneficencia o el Instituto Provincial. O la creación de una estación Enológica en Haro.

control de Logroño capital

Pero en la ciudad de Logroño una nueva clase burguesa, nacida prácticamente de la nada, buscaba romper con este mecenazgo, que según decían era "pan para hoy y hambre para mañana". Y en este contexto de oposición estaban los que después serían grandes empresarios históricos de La Rioja, como los Trevijano, los Ulargui, los Marrodán, ... que en diferentes ocasiones, algunos de ellos o de sus familiares, fueron concejales republicanos de la capital. Así como los comerciantes medios de la ciudad y algunos grupos de profesionales liberales, entre los que destacaron el maestro Francisco Zuazo Quintanilla y el odontólogo Basilio Gurrea.

francisco zuazo quintanilla: un modelo

Francisco Zuazo Quintanilla

Quien mejor personifica el espíritu de este republicanismo logroñés en los años puente entre el siglo XIX al XX es el maestro Francisco Zuazo Quintanilla. Es Concejal por primera vez en las elecciones iniciales del nuevo siglo, en 1901, y después lo será en 1913 como republicano radical. Desempeñó dentro del republicanismo distintos cargos. Durante de la IIª República llegó a ser Presidente de la Diputación Provincial durante los años del Bienio negro.

Su vida profesional, el magisterio, se desarrolló en una escuela privada fundada y dirigida por él en la que se formaron varias generaciones de logroñeses en la pluralidad y el laicismo. Esta dedicación no le impidió integrarse plenamente a la política y actividades ciudadas y sociales.