Primer equipo riojano que juega
el ascenso a 1ª División

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Arco Santiago

Portada
El “innovador” riojano Marcos Eguizábal se convirtió en “héroe” de hooligans futboleros de esta tierra cuando llegó a la Presidencia del Club Deportivo Logroñés.

En tres años lleva al equipo capitalino desde la División B de Segunda a la Primera del fútbol nacional, y con una política acertada de fichajes extranjeros, a los que iba a buscar en sus países natales, alcanzó buenos negocios, y también hizo que muchos enamorados del balón transformaran la Fuente de Murrieta (la de Don Luciano, el pionero de las Bodegas de Chateau Ygay) en una Cibeles o Canaletas y que muchos se subieran por las paredes y se encaramaran en vallas publicitarias tales como las de Lanas Pingouín Esmeralda.

Así que con Don Marcos y con 'el cambio' llegaron también a esta tierra los años más grandes del fútbol en la Comunidad. Fue un lujo muy efímero, que pasó –o le hicieron pasar- cuando llegaba a esta tierra también el final de lo del cambio, pero ahí ha quedado en la memoria de fin de siglo -1987- de muchos de los riojanos de entonces.

El camino del fútbol riojano es muy largo. Recorre la primera y segunda década del siglo XX entre tanteos y experiencias primerizas que hacen de este juego un 'ritual de ocio vanguardista' para las clases burguesas.
El primer momento de gloria del fútbol logroñés coincide con los finales de los "Felices Años Veinte" y los primeros de la IIª República, cuando el Club Deportivo Logroño obtiene en 1928 el subcampeonato de la Federación Guipuzcoana de Fútbol. Y su papel en el Campeonato de España en 1931 es tan destacado como para llegar a las semifinales, siendo eliminado por el que fue campeón -el Athletic de Bilbao-. La segunda etapa corresponde con los años iniciales de mediados del siglo, al jugar la liguilla de ascenso a la primera división en el año 1952. Queda el penúltimo clasificado y no asciende.
Acción

Equipo 1952
De pie: Eusebio Sanz - Antonio Aldonza - Ángel García - Luis Oyón - Fernando Vallejo - Dionisio del Río. Agachados: José Glaría - Jesús Benito - José Hidalgo - José Badal - Antonio Blasco - Cesáreo Zubillaga. CLUB DEPORTIVO LOGROÑÉS - Año 1952 (De izquierda a derecha).
Si la Edad de Oro del fútbol logroñés corresponde con los finales ochenta, cuando el equipo de la ciudad juega en Primera División, la de Plata coincide con esta década de los cincuenta cuando asciende a Segunda División celebrado con una misa en La Redonda, y la de Bronce debemos situarla en los últimos veinte y los primeros treinta.

Hoy -2020-, setenta años después, se repite el hecho en plena pandemia por el 'Covid-19', cuando antes -en 1987- disfrutó de los laureles de jugar en la Division de Honor española bajo la tutela de D. Marcos.